Cargando...

La prevención es la herramienta más eficaz para nuestra salud

Ver bien las letras más pequeñas no equivale a tener buena visión...


El Examen Optométrico es una evaluación extensa y minuciosa, que incluye un conjunto de pruebas que evalúan cada habilidad visual por separado, cuyo objetivo es conocer y valorar el estado de salud ocular y visual de nuestros clientes para las tareas diarias que realizan, comprobar si existe algún problema visual y calcular la mejor solución posible y/o prevenir posibles patologías.

Revisiones periódicas de la visión son imprescindibles para poder actuar a tiempo y prevenir alteraciones en el sistema visual, el cual evoluciona a lo largo de nuestra vida y se ve afectado, entre otros factores, por nuestros hábitos diarios; de forma que, cuanto antes detectemos los problemas visuales, mayor será la probabilidad de tener éxito.

El examen que realizamos consta de las siguientes pruebas de diagnóstico:
  • Anamnesis: entrevista clínica mediante la que recopilamos datos personales que comprenden desde antecedentes familiares y personales, signos y síntomas que experimenta en su día a día o medicación actual, hasta hobbies y actividades que realiza normalmente. Estos datos se usan para analizar su situación y se incorporan a su historial clínico, proporcionándonos información relevante para su diagnóstico y tratamiento.
  • Agudeza Visual: mediante esta prueba medimos las letras más pequeñas que usted es capaz de leer en una tabla estandarizada para este fin. La agudeza visual puede valorarse a una distancia lejana, media o próxima a fin de conocer el grado de visión de cerca, intermedia y de lejos. Disponemos también de otros test, por ejemplo, con dibujos, para la exploración de casos especiales, niños, etc.
  • Autorrefractómetro: nos permite conocer la medición del poder óptico/visual del ojo mediante un dispositivo automático, es decir, la medida del problema refractivo (existencia y magnitud de astigmatismos, miopías e hipermetropías), proporcionándonos una medida aproximada del defecto visual.
  • Retinoscopía: también conocida como el 'estudio de las sombras', consiste en la neutralización de los reflejos procedentes de la retina con el fin de determinar la refracción y medir el posible error refractivo.
  • Queratometría: en esta prueba determinamos cómo es la córnea (parámetros y regularidad de la superficie córneal tales como la medida de sus radios de curvatura), lo que es muy importante, sobre todo, para una correcta adaptación de las lentes de contacto.
  • Refracción subjetiva: con este examen comprobamos que el sujeto refiere comodidad con la refracción calculada objetivamente o si, por el contrario, hay que realizar algún cambio con el fin de mejorar la comodidad.
  • Medida de la adición para visión de cerca: con esta prueba medimos la presbicia o comúnmente llamada 'vista cansada'.
  • Visión binocular: desarrollamos la optometría comportamental, valoramos la visión simultánea de los dos ojos, una vez que ya hemos valorado cada uno por separado, interpretando de forma simultánea la información proveniente de estos.
  • Acomodación: medimos la capacidad visual de enfocar a cualquier distancia, es decir, la habilidad de ver claro y definido tan pronto cambiamos la fijación de una distancia a otra. El control inadecuado de la acomodación producirá visión borrosa, fatiga, dolores de cabeza o dificultad de enfocar de lejos, que puede ser el inicio o aumento de una miopía por un exceso de acomodación.