Cargando...

Encontramos las mejores soluciones y ayudas técnicas

Evaluamos cualquier posibilidad de mejora del rendimiento visual


La Baja Visión es una disminución de la capacidad visual de una persona debida a una limitación visual que dificulta la realización de algunas tareas en el día a día (lectura, escritura, ir de compras, ver la televisión, conducir o reconocer caras, etc.), ya sea por una pérdida de agudeza visual, de campo visual o por deslumbramiento, que puede estar motivada por distintas patologías asociadas a la edad como pueden ser cataratas, degeneración macular, glaucoma, etc., así como malformaciones congénitas o accidentes.

Este impedimento no puede corregirse con otras soluciones que se utilizan normalmente como pueden ser gafas convencionales, lentes de contacto, tratamiento médico o cirugía.

Dicha pérdida de visión provoca un reajuste en su nueva situación visual que puede influir tanto en la misma persona como en sus familiares o personas cercanas, pero no significa que tenga que renunciar a sus actividades, sino que hay que usar nuevas formas de realizarlas.

Existen numerosas herramientas, técnicas y recursos, incluyendo ayudas y rehabilitación, para personas con baja visión.

En Óptica Milán disponemos de consulta para estos casos y podrá beneficiarse de una amplia variedad de productos, incluyendo las últimas novedades del mercado, destinados a la mejora visual.